Ser adolescente ya es bastante difícil. Ser un adolescente Wolfblood es diez veces más complicado. Maddy, de 14 años, ama sus habilidades (sentidos intensificados, ser más rápida, más fuerte y más elegante) pero odia los secretos que las acompañan..